Buscar
  • mpazcarrillof

Automatizar o no automatizar... ¡No hay dónde perderse!

Actualizado: 8 ago

Cuando hablamos de captura de datos, nos referimos nada más ni nada menos que a la última tecnología enfocada en mejorar la eficiencia de tu empresa. Pero paradójicamente, también hay distintas maneras de hacerlo, siendo algunas más eficientes que otras. Es que una cosa es que el robot vaya y navegue, pero otra muy distinta es que capture datos y los asocie de forma “inteligente” a la plataforma donde se visualizarán los datos. Y no se equivoquen, la relevancia de esto último es inmensurable, pues es lo que permitirá una lectura y análisis mucho más rápidos y elaborados en comparación a la captura de datos operada manualmente. Para que te lo puedas imaginar, grafiquémoslo con un ejemplo.


En una faena bajo tierra, las correas transportadoras tienen puntos especiales de fricción que les permiten el movimiento necesario para sacar los materiales que exceden de las excavaciones. Estos puntos de fricción funcionan gracias a estructuras que rotan en su propio eje, llamadas polines. Los polines funcionan a altas velocidades, y sin ellos, la producción se gestionaría de forma mucho más lenta, pues habría que hacer todo el trabajo de carga y extracción manualmente. Esto los convierte en elementos gravitantes, por lo que monitorearlos diariamente no es una opción, sino la única forma de llevar las operaciones de forma eficiente y segura. Aquí entra la captura de datos automatizada. Imagina que en esta faena se activa un robot de inspección de forma automática, dos veces por día, que tiene la capacidad de identificar un polín y diferenciarlo no sólo de otras estructuras, sino entre los otros polines. Además, gracias a la Inteligencia Artificial de este robot, el dato capturado queda anexado, a través de la geolocalización, en un mapa conectado a la red de la empresa, el cual puede ser visualizado por los colaboradores y así estar al tanto de la situación actual y del historial de cada polín.


Este es un ejemplo de captura de datos y procesamiento automatizado. Muy distinto es manejar un robot a distancia para que capture datos que luego son registrados como un listado de Excel, que posteriormente deben ser ordenados y anexados manualmente y repetir activamente esta gestión una y otra vez. Además, al utilizar robots que navegan de forma autónoma, también estamos reemplazando lo que son los sensores de captura estáticos, convirtiéndose en una opción mucho más conveniente.




Por si no quedara claro, lo podemos graficar de esta manera: si un polín se está recalentando o tiene un comportamiento fuera de la media de su registro histórico, queremos que nos salte la información de inmediato. Porque el tiempo de procesamiento de esta información puede hacer la diferencia entre la continuidad ininterrumpida, versus el cese de los trabajos. Y, por cierto, comprometer la seguridad de los colaboradores. Entonces, si de captura de datos se trata, hacerlo de forma automatizada no es “el futuro” de la industria, sino la solución más adecuada y eficiente para las problemáticas que siempre han existido en minería y muchos otros rubros.


¿Te gustaría comprobarlo? Agenda una demo con nosotros en www.kinamics.com

17 visualizaciones0 comentarios