Buscar
  • mpazcarrillof

Cuando de minería se trata, los robots salvan el día.

La minería es una de las industrias que más encarga robots y no es de extrañar ya que es uno de los rubros que más se ve beneficiado por su adquisición. Y si bien todos se pueden beneficiar con ellos, los robots son particularmente gravitantes al hablar de minería por dos motivos. ¿Crees saber cuáles son? Te lo contamos en esta nueva entrada del Blog.


Lo primero es que la minería se desarrolla en lo que pueden ser escenarios muy limitantes. Muchas veces se debe transitar por lugares estrechos y sacar muestras para estudiar el posible avance de labores. También ocurre que al verse atascado alguno de los eslabones de la cadena automatizada de trabajo, el lugar del atasco puede ser muy complicado (muchas veces arriesgado) de inspeccionar.


Lo segundo es que en muchos de estos escenarios, e incluso en los primeros estudios de terreno, las condiciones de las operaciones suelen ser de alto riesgo para un trabajador: explosivos para abrir paso, el levantamiento de gases tóxicos y el permanente peligro de derrumbes, etc.


Con el apoyo de la fuerza robótica no hay lugares imposibles de alcanzar para solucionar un paro en las labores en tiempo record, lo que a fin de cuentas se traduce en una mejor producción. Además los trabajadores están mucho más protegidos, ya que su presencia no es requerida en aquellos lugares de alto riesgo. En vez de eso, pueden observar lo que está pasando en la zona en cuestión con imágenes de alta calidad y en vivo que se transmiten hacia una tablet que utiliza el operador.


Por eso cuando nosotros decimos que los robots salvan el día, nos referimos a que salvan puestos de trabajo, grandes producciones y muchas vidas.

4 visualizaciones0 comentarios