Buscar
  • mpazcarrillof

En medio del boom de los bípedos, ¿por qué humanizamos a los robots?

Por alguna razón, desde que nace el concepto de “robots”, los hemos soñado de aspecto antropomorfo. Máquinas hechas de metal con características humanas, que se mueven a través de nuestro hogar, con la capacidad de comunicarse con nosotros en nuestra lengua materna de forma muy educada y con un tono servicial. Más de alguien aquí leyendo este artículo lo ha pensado y es que es de lo más natural imaginar a un “semejante” realizando aquellas tareas que preferimos evitar. Y sin embargo los primeros robots no fueron para nada antropomorfos: rovers y brazos mecánicos son de los más comunes por su practicidad para desplazarse y habilidad para realizar movimientos repetitivos respectivamente. Entonces, ¿por qué estamos en un boom de robots antropomorfos?


Últimamente hemos visto aparecer varios robots bípedos y al parecer vienen más en camino. Los robots bípedos son aquellos que se trasladan al igual que los humanos: dos extremidades tipo “piernas”, desplazando dinámicamente su centro de gravedad de una extremidad a la otra para mover su masa. Pareciera no ser lo más práctico, sin embargo la creación de estos robots nos permite estudiar mejor el comportamiento humano, desarrollar habilidades cada vez más complejas como manejar márgenes de error más amplios y aprender por ensayo y error, entre otras cosas. Pero quizás lo más destacable de la creación de robots que se asemejen a nosotros, es el impacto que producen en los usuarios. Según muestran los estudios, al tratar con robots de apariencia humanizada, la mayoría de los usuarios se sienten más cómodos y confiados, obteniendo mejores resultados en ámbitos tan esenciales como la educación.



También se han observado excelentes respuestas en tratamientos para la salud, donde se han insertado robots tipo “servicio” que interactúan con pacientes. Sobre todo en niños del espectro autista y aquellos que reciben tratamiento para el cáncer, se ve una notable respuesta positiva ante su presencia e interacción. Por eso no es de extrañar que Elon Musk haya anunciado el lanzamiento de un robot de servicio con características físicas humanas (y bastante realista), además con la promesa de que será de lo más simpático. ¡Y no podemos esperar para conocerlo!


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo