Buscar
  • mpazcarrillof

POR QUÉ EMPODERAR A LOS COLABORADORES ES CLAVE

Mucho se ha hablado de los beneficios de empoderar a nuestros colaboradores en términos generales: aumenta la autogestión, motivación y satisfacción entre otros índices, lo que se traduce en mayor productividad y reducción de gastos de supervisión adicionales. Pero ¿sabes por qué es tan importante en el caso de la introducción de robótica en tu empresa? La respuesta te puede sorprender.




Partiendo porque cada vez más las distintas etapas de operación de negocios se están moviendo in house, es decir dentro de la organización. Esto es producto tanto por los efectos del Covid-19 como por la necesidad creciente de estimular la economía local y regional, con su consecuente disminución de huella de carbono. Esto significa que si antes lo más común era completar en el extranjero algunas etapas de producción (como por ejemplo el ensamblaje de piezas de un producto se podía hacer en Corea y terminar en Chile sólo su embalaje), hoy ya no es una opción tan atractiva y es un gran indicador de éxito que los procesos que puedan ser automatizados se hagan parte del flujo interno de operaciones. Es en este camino que nos encontramos con que al introducir la automatización a nuestras empresas, dependemos de nuestros colaboradores para que sea un proceso lo más corto posible y que sea un recurso que se aproveche al máximo. Por eso traemos algunas estrategias que permiten acelerar la automatización empoderando a los trabajadores:

  1. Enfoca la automatización primero en las áreas donde los trabajadores son más subutilizados: una primicia algo obvia, y sin embargo muchas veces se comete el error de tener un buen recurso que hace poco efectivamente. En este caso mejoraría tanto la producción como la motivación del colaborador ya que las tareas que se automatizan son muchas veces las más repetitivas y sus habilidades tienen más sentido en otros procesos.

  1. Adoptar tecnologías de automatización que sean fáciles de aprender a usar y programar: cada vez más se usa que la tecnología se implementa por quienes la usan, no expertos externos. El sentido de esto es que el experto se forme dentro de la empresa y así las programaciones y mantenciones se mantengan in house. Para facilitar esta inserción, se recomiendan tecnologías de fácil usabilidad, sin código de programación, que con simples instrucciones pueda ser programada. De esta manera la implementación puede durar 2 días en vez de semanas o meses y el experto podrá supervisarla por un largo período de tiempo sin requerir ayuda externa.

  1. Identificar a los “aliados” de la automatización que ya se encuentran en nuestra empresa: En este sentido vale preguntarse quiénes son nuestros posibles aliados. Y es que lo que necesitamos son personas que solucionen. Personas que ante las crisis sean “solucionadores de problemas”, usando sus recursos de manera creativa y propositiva. Ellos son quienes tendrán más facilidad para adquirir nuevas habilidades como lo requiere la automatización.

La combinación ganadora es Tecnología fácil de usar y trabajadores empoderados que estén dispuestos a hacer un upgrade en sus habilidades, utilizando su profundo conocimiento en solución de problemas. Así la implementación de automatización será mucho más rápida y de menor costo a largo plazo.

1 vista0 comentarios