Buscar
  • mpazcarrillof

Qué es la TSR y por qué el futuro de tu empresa depende de este concepto

Llamada así por sus siglas en inglés, la TSR es el concepto de Responsabilidad Social Tecnológica, algo similar a la RSE, pero con sustanciales diferencias a su base. Partamos por la RSE, que en sus orígenes nace como una manera de retribuir a la sociedad por lo que esta les facilitó a las empresas, primicia que se fue afirmando y concretando en responsabilidades éticas y finalmente en normativas gubernamentales. Hoy la RSE tiene un gran impacto en la percepción del consumidor y puede afectar indirectamente en el crecimiento económico de una empresa. La TSR va mucho más allá y su impacto en el bienestar de las personas es directo. Y viceversa.

La TSR es una alineación consciente de metas del negocio a corto y mediano plazo, con metas sociales a largo plazo. Esto porque la tecnología y su inserción tienen efectos directos en la calidad de vida de las personas. Puede mejorar la salud, brindar tiempos de ocio, facilitar tareas domésticas y laborales. De la misma forma si la tecnología está mal insertada en la sociedad, puede generar grandes brechas sociales, aumentar la inequidad, generar estrés en los usuarios y en última instancia refrenar el consumo. Sumemos a esta ecuación que el avance tecnológico va a un ritmo exponencial, lo que ha dificultado su regulación a nivel normativo en todo el mundo, por lo que depende de cada empresa la forma de abordarlo. En este sentido se han descrito 2 dimensiones primordiales que definen el tipo de manejo y sus consecuentes resultados tanto en la empresa como en la sociedad:




  1. La dimensión Proactiva/ Reactiva se refiere al manejo de la inserción de la tecnología y si considera medidas para gestionar activamente las transiciones laborales que la acompañarán, en particular elevando los niveles de calificación de los empleados, asegurando de esta manera un manejo general más fluido

  2. La dimensión Innovadora/ Conservadora por otra parte, nos habla los objetivos de la empresa al adoptar la tecnología y si están impulsados por la innovación y crecimiento o por la mera reducción de costos.


En ambos constructos la visión de la organización es fundamental y traerá consecuencias directas tanto sobre los empleados y la sociedad en la cual esta esté inserta, así como en su propio crecimiento como empresa. Un buen manejo de la innovación y su transición, puede duplicar el crecimiento del bienestar social y de lo contrario un mal manejo disminuye el crecimiento económico porque que crea sociedades menos saludables, enlenteciendo la economía. A nivel de empresa, una fuerza laboral más saludable, más feliz, mejor capacitada y menos estresada también será más productiva, más adaptable y más capaz de impulsar la adopción de tecnología y el aumento de la innovación que impulsará los ingresos y las ganancias. En una visión más amplia, una sociedad cuyo bienestar general está en números positivos, es una sociedad más resistente y más capaz de manejar transiciones (por difíciles que éstas sean). En este espíritu, Nueva Zelanda anunció recientemente que cambiará su enfoque de políticas económicas del PIB a un bienestar social más amplio, ¡eso es visión de futuro! Sin embargo para la mayoría de los países esto todavía está en manos de los directores ejecutivos.

Y tu empresa, ¿considera la TSR? ¿En qué dimensión del constructo se encuentra?

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo