top of page
Buscar
  • mpazcarrillof

¿Es posible inspeccionar lugares energizados?

Quizás la mayor ventaja de utilizar robots de inspección, es que estos pueden transitar por lugares hostiles y hasta peligrosos para las personas. Comúnmente hablamos de espacios muy estrechos, que contienen partículas tóxicas, o donde hubiera peligro de derrumbe. Pero ¿te has preguntado qué se hacía antes de los robots en espacios energizados?


Unos de los lugares más difíciles de inspeccionar siempre han sido aquellos que pueden transmitir corriente eléctrica, como los patios eléctricos. Los patios eléctricos son aquellos que contienen los reactores, transformadores y otros equipos que regulan parámetros clave en la alimentación eléctrica de la planta y son vitales ya que acondicionan toda la faena para que pueda operar correctamente sin sobrecargarse o a media carga. Por esto es clave mantenerlos funcionando y supervisar su “buena salud” regularmente. Sin embargo, siempre ha sido complicado inspeccionarlos ya que, como trabajan con media y alta tensión, es posible que si hubiera alguna falla, la persona que los inspeccione pudiera a recibir una descarga eléctrica. Y las consecuencias de esto podrían ser fatales. Así es como muchas veces no son inspeccionados y sólo se identifican las fallas después de que se producen. Esto significa poner en peligro otros equipos de la planta, costos de electricidad más altos y hasta detener la producción. Es decir, aumentan los costos de la producción. Pero, como ya muchos saben, la solución existe y se adapta a todo tipo de lugares hostiles, incluso en espacios energizados. 


Nuestros robots pueden levantar información sobre el estado de salud de los patios eléctricos permanentemente. Las mediciones se pueden hacer a distancia o acercándose a los equipos para una inspección más de cerca. La cámara térmica y el micrófono ultrasónico son esenciales para determinar si están por fallar reactores, condensadores, filtros, transformadores, entre otros . De esta manera se puede predecir con hasta semanas de anticipación y así mantener la producción en su flujo óptimo. Y, algo no menor… ¡no pagar de más en electricidad!

13 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page