Buscar
  • mpazcarrillof

METAVERSO

Mucho se habla del Metaverso y pareciera que cuando comenzamos a entender su significado, nos damos cuenta de que abarca mucho más de lo que pensábamos. Y es que es un concepto aún en desarrollo. Sus límites y atribuciones no están escritos en piedra, a pesar de lo cual quisiéramos intentar describirlo para ustedes en este artículo y así hacernos una idea de lo que es hoy por hoy y las posibilidades que nos podría entregar en el futuro. Ojo, el metaverso tendrá (y de alguna manera ya tiene) repercusiones sociales, económicas, artísticas y mucho más.


Primero queremos referirnos a la sensación que produce el hablar de “metaverso”. Para algunos produce cierta ansiedad, como que todo está por cambiar. Sin embargo hablar de metaverso, por ahora, es casi lo mismo que hablar de Internet. Entonces, ¿qué es lo que cambia? Quizás podemos hablar de lo que “evoluciona”. Aquí es muy importante referirnos a que si bien en Internet ya contamos con distintas plataformas a través de las cuales podemos sociabilizar, intercambiar información y comerciar, el concepto de metaverso contiene en su esencia la dimensión de espacios virtuales habitables.


Los espacios virtuales habitables más cotidianos son probablemente los de los videojuegos como Fortnite, un juego en 3 dimensiones que utiliza un Avatar para transitar e interactuar con otros jugadores (o sus avatars). Pero no sólo los juegos utilizan espacios virtuales. Nuestro propio Arkitas-P puede mapear un espacio real y crear a su gemelo virtual, permitiendo a un usuario en cualquier parte del mundo probar demos bastante realistas en forma remota, así como muchas capacitaciones/entrenamientos en el rubro de la robótica se realizan en espacios virtuales. También existen softwares de detección de hackeos en los cuales se crea una ciudad que el guardia puede recorrer para identificar posibles violaciones de información. ¿Y por qué es mejor crear una ciudad que estar monitoreando la información de la empresa a través de códigos similares a los de a Matrix? Porque la ciudad y el espacio 3d en general es algo que nuestro cerebro reconoce de forma mucho más intuitiva y esto mejora bastante la experiencia de usuario y por lo tanto, su desempeño.





Por lo demás, los motores que corren los videojuegos están a un nivel tan avanzado que hablar de hiperrealismo sería quedarnos cortos. Prácticamente son más reales que la realidad misma y gracias a nuevas tecnologías están siendo capaces de renderear espacios así de detallados en tiempo real. Esto es una gran noticia no sólo para los gamers, ya que estos motores se usan también en industrias como planificación urbana, arquitectura, eventos musicales, producciones cinematográficas y mucho más. Pero volvamos al metaverso.


La relevancia del espacio virtual en el metaverso es básicamente lo que lo hace habitable, pues emula situaciones reales con las que nuestro cerebro ya se siente familiarizado. Ahora imagínate esto: se crea un duplicado virtual de tu ciudad, a detalle, y puedes recorrerla con lentes de realidad aumentada. Pero no estás en la vida real, por lo tanto tienes algunas limitantes y también nuevas facultades. Quizás podrías sobrevolar la ciudad o traspasar paredes. Quizás conocer una ciudad distinta sin viajar. Pintar grafittis en los muros junto a tus amigos sin que sea motivo de prisión. Imagina hacer esculturas muchísimo más rápido y más “perfectas” que en la vida real. Y sí, sabemos lo que estás pensando. Eso se podría vender.


Un tema no menor (para nada) del metaverso es que se pueden transaccionar artículos virtuales. ¡Es en serio! Entradas para conciertos virtuales, ropa para tu avatar, arte digital, un upgrade para tu casa del metaverso. Las posibilidades son infinitas. También podrías usar el metaverso para comprar artículos para la vida real, pero esas transacciones ya las conocemos. En cuanto a las transacciones de productos digitales es donde se encuentra gran parte de la magia del metaverso. Pero como no queremos meternos en NFTs ni profundizar más en el sistema de blockchain (algo mencionamos en el artículo sobre Criptomonedas), sólo diremos que es un sistema de propiedad seguro y descentralizado, donde existe un único producto original que queda registrado como perteneciente a una persona.


Como puedes ver, el Metaverso promete mucho y creemos que aún no están claras las posibilidades que nos abrirá esta nueva manera de “habitar”. Sin embargo es importante mencionar que nunca reemplazará experiencias de la vida real, por lo que se considera como algo que complementará nuestras vidas. ¿Qué piensas tú?

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo