Buscar
  • mpazcarrillof

Robots con ruedas v/s Robots cuadrúpedos... ¿o ambos?

Creemos que es hora de desmentir los mitos que existen alrededor de este versus. Que si uno es mejor que el otro, que si son más tiernos, más útiles, más onderos. Es súper fácil hacer competir al resto, pero la verdad es que muchas veces se esconde detrás de estas supuestas rivalidades, es que pueden coexistir perfectamente. ¿Cómo así, sin pisarse la cola? Es que claro, al ser distintos, son mejores que el otro para algunas tareas y viceversa.


Primero que todo, cuando hablamos de robots con ruedas, nos referimos a aquellos que se desplazan principalmente a través de un sistema de ruedas. Éstas, por su parte, también pueden ser muy variadas. Algunas se desplazan de forma muy básica (adelante, atrás y pequeños giros. En cambio otras, como las de nuestro Arkytas-P, pueden girar sobre su propio eje, permitiendo una movilidad mucho más dinámica y un desplazamiento más veloz. Por otra parte, los robots cuadrúpedos son aquellos que se desplazan gracias a un sistema de repartición de peso entre sus 4 extremidades. O dicho de otra manera, son como perros. Lol. Pero entonces, ¿qué tareas desempeñan mejor uno u otro?


En el caso del robot con ruedas, son súper acampados, estables, pueden pasar por encima de varios obstáculos y tienen gran facilidad de giro en caso de que requirieran esquivarlos. Y algo no menor, la batería dura muchísimo más, ya que, a diferencia de los cuadrúpedos, al estar inmóviles no gastan batería. Eso sí, no pueden subir escaleras (evidentemente). Pero esto en algunos casos se soluciona con una rampa que facilite el paso. Tampoco pueden moverse lateralmente, al menos no todos. Los robots cuadrúpedos, sí pueden subir escaleras y moverse lateralmente.. También pueden volver a pararse por sí solos en caso de perder el equilibrio, aunque esto les toma algo de tiempo y energía. Hablando de eso, los cuadrúpedos gastan energía con el sólo hecho de estar parados, por lo que hay que utilizarlos de forma muy eficiente o, en su defecto, recargarlos bastante más seguidos. De todas maneras nos encantan, porque pueden llegar a saltar (si cuentan con el equipamiento necesario) y sortear obstáculos que el de ruedas no podría (como pasar sobre una gran grieta en el suelo). Al final, todo depende de la aplicación.





Y algo menos sabido, es que existen los robots híbridos, es decir que tienen tanto patas como ruedas. Como los Rovers enviados a Marte. Básicamente son autitos con patas o brazos y al final de estos, tienen ruedas. Son bastante dinámicos y es casi imposible que no encuentren una buena ruta para llegar a sus misiones. Entonces, al final todo se trata del objetivo y de cómo nos complementamos unos a otros. No hay competencia, ¡habitemos todos!



3 visualizaciones0 comentarios